Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Diciembre 2018

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Documentos

compartir  compartir

Intervención de Idoia Mendia en la presentación de la revista Grand Place

Egunon guztioi.

 

Permitidme empezar hoy esta charla refiriéndome a los terribles acontecimientos ocurridos ayer en Bilbao.

 

Creo que hablo en nombre de todos al expresar mi rabia y mi consternación por la muerte de un ertzaina (de un trabajador) mientras trataba de parar la batalla campal que se produjo entre grupos de radicales aquí al lado.

 

Y por eso, lo primero que quiero es expresar mi cariño a los familiares del agente, a sus compañeros y a todo el cuerpo de la Ertzaintza, en general, que hace su labor en las condiciones más difíciles.

 

Y segundo, una reflexión sobre lo ocurrido: no podemos permitir estos enfrentamientos en nuestras ciudades. Tenemos que expulsar a los radicales del mundo del fútbol. A los propios y a los ajenos.

 

Espero que lo ocurrido ayer llame a la reflexión de las autoridades del fútbol y que entre todos desterremos a esta gentuza de nuestras calles.

 

Eta gaurko deialdira dagokionez, mila esker, lehenengo eta behin, Mario Onaindia Fundazioari, gaurko ekitaldia antolatzeagatik eta, noski ere bai, ni gonbidatzeagatik. Ezkertiarrok denbora luzea eman dugu geure burua aztertzen. Sozialdemokraziaren arazoak eta akatsak behatzen.

 

Aurrera begiratzeko garaia da. Eta hauxe da, hain zuzen ere, Mario Onaindiak Fundazioak proposatzen duena. Etorkizuna  aurreikusi. Hurrengo urteetako erronkak ondo definitu.

 

Gaur, zerbitzu publikoei buruz hitz egingo dugu, enpleguari buruz, emigrazioari buruz… Gure gizartea modernizatzeko eta herritarren beharrei erantzuteko landu behar ditugun gai horiexei buruz. Eta eskertzekoa da hausnarketa hori egiteko aukera hau izatea.

 

Venimos hoy a compartir de nuevo un espacio de encuentro de la izquierda, un espacio de diálogo y contraste entre quienes tienen, por encima de todo, la voluntad de progreso y cohesión social.

 

Y ése es el motivo por el que estoy aquí. Si el socialismo ha tenido, tiene y tendrá una razón de ser es la de sumar esfuerzos de quienes aspiran a construir igualdad, justicia social, solidaridad, pluralidad y libertad, y poner estos principios al servicio de la ciudadanía.

 

No es una declaración retórica. Si algo podemos demostrar en la historia del Partido Socialista es que hemos llevado las causas de la ciudadanía a nuestro trabajo diario, a nuestra acción institucional. Lo hemos hecho cuando nos ha tocado alzar la voz desde la oposición y desde las responsabilidades de Gobierno.

 

La revista “Grand Place” nació con la vocación de ser la gran plaza pública donde contrastar desde la izquierda las reflexiones que puedan ofrecer respuestas adecuadas a los nuevos retos a los que se enfrenta nuestra sociedad. Y en esta jornada se van a tratar algunas de ellas.

 

La socialdemocracia ha dedicado ya demasiados años a preguntarse qué hicimos mal en la última crisis. Tenemos que despejar las dudas que nos han atenazado en algún momento.

 

Por que el populismo estaba ahí, agazapado para atacar con discursos basados en la exclusión, en códigos binarios, en el debate sobre el blanco o negro. El populismo estaba listo para cuestionar los cimientos del proyecto Europeo, las claves de la democracia, las reglas de una convivencia solidaria y en paz.

 

Sólo desde los principios de la socialdemocracia –la justicia social, la lucha contra la desigualdad, la solidaridad– daremos respuesta a ese mal que trata de colonizar a toda la sociedad. Si partimos de la certeza de que la pobreza y la desigualdad son el principal disolvente de la democracia, tenemos el camino marcado para conducirnos justo en sentido contrario.

 

No debemos entretenernos en el pasado. Me parece más provechoso lo que hace la Fundación Mario Onaindia: mirar al futuro. Este es un empeño que también compartimos en el conjunto del socialismo.

 

El lehendakari Patxi López clausura esta jornada. Su Gobierno, del que tuve el honor de formar parte, tuvo que gestionar el peor momento de esta crisis. Lo hicimos con recursos menguantes y una feroz oposición que nos negó cualquier respiro en las arcas públicas.

 

Pero desde aquel Gobierno supimos frenar el deterioro de los servicios públicos, y empezamos a diseñar las estrategias de futuro.

 

Fuimos pioneros en planificar una sanidad pública capaz de adaptarse al reto del envejecimiento, y seguir siendo de calidad y sostenible.

 

Supimos reforzar unas políticas sociales y de solidaridad sostenibles, y centrar el esfuerzo inversor en una economía innovadora, que hoy nos permite encarar la revolución tecnológica con mayores garantías de éxito. Fue un gobierno capaz de adelantarse a un futuro incierto.

 

De todos asuntos se hablará aquí, esta mañana.

 

Lo he dicho varias veces y lo repetiré: los Socialistas no creemos en la recuperación económica sin una plena recuperación social al mismo tiempo.

 

Es probable que tengamos que ir abriéndonos a respuestas distintas, pero el objetivo final debe ser esa recuperación de todos. A lo que no nos vamos a someter es a las respuestas fáciles para problemas complejos, que parece que es el único hilo argumental de otros partidos.

 

Estamos en un año especial para reivindicar el encuentro de los progresistas vascos, los 25 años de la convergencia del Partido Socialista de Euskadi y Euskadiko Ezkerra.

 

Habrá tiempo y espacio para las conmemoraciones. Pero en este acto de hoy quiero volver a recordar la importancia de la suma de fuerzas progresistas para dar sentido a la acción política, para influir en la vida de la gente, para marcar la agenda institucional. Y en un día como hoy queremos reiterar nuestro compromiso, el de la socialdemocracia vasca, y su capacidad para actuar desde lo local, para reforzar un sistema de bienestar que garantice los servicios públicos y los derechos sociales a la próxima generación.

 

Tenemos aprendido que lo que reclama la ciudadanía vasca es, por encima de lo demás, un espacio de progreso conjunto, de crecimiento económico con recuperación social, de libertades y de igualdades. Y sobre los cimientos que permitieron levantar la Euskadi que conocemos queremos afianzar la Euskadi que queremos en las próximas décadas.

 

Denontzat ongizatea. Denontzat hazkundea. Denontzat eskubideak eta berdintasuna. Gaurko sozialdemokratak (atzokoek egin zuten bezala) lan egingo dugu hurrengo belaunaldiaren zerbitzu publikoak eta eskubide sozialak bermatzeko.

 

Helburu horrekin, gure aurrekoek gaurko euskal gizartea eraiki zuten. Printzipio horiei helduta, datorren hamarkadetako herri modernoa eraiki nahi dugu guk.

 

Mila esker Mario Onaindia Fundazioa. Eta mila esker zuek guztiei.