Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Octubre 2020

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

  •   Memoria y Convivencia

Rafaela Romero: “Hubo muchos malos, pero hubo también muchos vascos buenos que callaron ante ETA”

La Secretaria de Libertades Públicas, Memoria y Convivencia del PSE-EE valora la emisión de “Patria”

Foto 1

La Secretaria de Área de Libertades Públicas, Memoria y Convivencia del PSE-EE, Rafaela Romero, ha resaltado la importancia de la serie “Patria”, que se pudo ver ayer noche en televisión, como instrumento para recordar una realidad no tan lejana. En su opinión, tanto el libro de Fernando Aramburu, un fenómeno social y de ventas, como la serie de Aitor Gabilondo, una de las ficciones más esperadas, va a servir en Euskadi “para confrontar la historia con el olvido y lo que pasó de verdad”. En ocho episodios Patria muestra, según Romero, con una “mirada generosa”, una realidad “compleja”. 

Según la responsable socialista, esta teleficción nos expone la historia que vivimos a lo largo de tres décadas, a través de las experiencias de dos familias divididas por la violencia del terrorismo de ETA. Sin embargo, para Romero lo que más destaca de “Patria” es cómo se muestra “la soledad y el silencio de la mayoría de los vascos frente a las víctimas”. “Aunque hubo muchos malos”, la serie exhibe “el silencio de tantos buenos que callaron” y prefirieron mirar a otro lado desamparando a tantos y tantos vascos que estaban sufriendo la violencia de ETA en soledad. 

La dirigente socialista ha insistido en que hubo muchos ciudadanos que se sintieron abandonados en Euskadi y por eso, ha asegurado que Euskadi necesita hacer "un ejercicio de sanación mediante la autocrítica”. A su juicio, sólo así “podremos mejorar nuestra actitud democrática y cívica” de la que carecimos en su momento. Por último, ha reivindicado la necesidad de construir una memoria que sea “inclusiva y plural”. En ese trabajo que, como sociedad tenemos que hacer, Romero está convencida de que “todos hacemos falta” para evitar el olvido.