Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Septiembre 2020

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Programa electoral PSE-EE: Objetivo 3

compartir  compartir

Salud y bienestar

3.   Salud y bienestar

Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades

El derecho a la salud, entendido como el derecho a la promoción de la salud, a la educación sanitaria, a la atención sanitaria y a la atención rehabilitadora y recuperadora, es un derecho reconocido en nuestra sociedad pero que no goza aun de carácter pacífico en su gestión pública, existiendo aún diversas amenazas a su pleno ejercicio.

El PSE-EE mantiene su convicción de que estamos ante un pilar esencial del Estado de Bienestar y reafirma su compromiso con la sociedad vasca de que contribuirá decididamente a su funcionamiento satisfactorio, entre otras medidas, manteniendo el carácter mayoritariamente público de la provisión de los servicios necesarios a este fin, asegurando la dotación de los medios necesarios (equipamientos, personal cualificado suficiente y presupuestos) y su gestión eficaz y transparente.

El PSE-EE sigue considerando que la gratuidad del sistema de salud, entendido como la financiación pública global del sistema, es la fórmula más adecuada para la eficaz atención a la ciudadanía, desvinculando los servicios concretos de su financiación parcial por el usuario de los mismos en el momento de recibir el servicio, por entender que así se asegura mejor la equidad del sistema: provisión según necesidad sin barreras económicas de acceso a los servicios.

Somos conscientes del reto que una economía global como la que estamos viviendo representa para la sostenibilidad del sistema de salud, obligando al mismo a una adaptación continua para ofrecer respuesta a las demandas de nuevas tecnologías y servicios en aras a una mayor calidad y puesta al día, tanto de las tecnologías como del adecuado entrenamiento del personal sanitario.

Finalmente, el PSE-EE cree que la creciente movilidad migratoria no tiene su reflejo solamente en las variaciones de la demanda de servicios, sino también en la movilidad del personal sanitario, lo que obliga al sistema sanitario vasco a actuar decididamente para asegurar tanto la atención justa de las personas que se incorporan a nuestra sociedad, como la mejora de las oportunidades para los profesionales que se forman entre nosotros con objeto de facilitar su permanencia y promoción en nuestro sistema de salud. Todo ello, sin perjuicio del efecto benéfico que conlleva el intercambio de experiencias con otros sistemas y servicios de salud, en aras al mayor desarrollo personal de nuestros profesionales de la salud.


Los desafíos de nuestra Sanidad Pública


Cada legislatura tiene sus retos particulares, en atención a las circunstancias sociales a las que debe dar respuesta, sin perder de vista el efecto a largo plazo de las medidas que se adopten. En el caso de las presentes propuestas para la legislatura 2020-2024 tenemos en cuenta que la coyuntura económica ha mejorado en nuestro entorno, aunque persisten amenazas derivadas de luchas hegemónicas económicas a nivel global.

Constatamos que se está acentuando la madurez de la sociedad vasca lo que refuerza el acierto de nuestra estrategia de abordaje de la cronicidad, incluyendo el envejecimiento activo, estrechamente ligado a la instauración y refuerzo de hábitos saludables desde la infancia. Este ámbito de actuación precisa igualmente de apoyo y acompañamiento social e institucional en el marco socio-sanitario, estrategia igualmente apoyada por l@s Socialistas, en colaboración interinstitucional (Gobierno Vasco, Diputaciones Forales y Ayuntamientos) y social (asociaciones ciudadanas, ONGs y otras iniciativas sociales).

El mayor acceso ciudadano a las redes sociales está conllevando una mayor información y autonomía de la ciudadanía a la hora de la toma de decisiones en situaciones en las que hay alternativas. Aun teniendo en cuenta el peligro existente de desinformación por acceso a fuentes no rigurosas, defendemos el camino hacia una mayor autonomía del paciente, tras el debido protocolo de información por los profesionales del sistema vasco de salud.

Los nuevos medicamentos suponen igualmente una oportunidad y un reto económico al sistema de salud, lo que exige no sólo medidas de gestión acertadas y rigurosas, sino igualmente una evaluación siquiera provisional de su efectividad. En este campo defendemos decididamente la incorporación rápida de aquellos que supongan un beneficio indudable y significativo. No hay más que recordar la inmensa mejora que ha supuesto la nueva medicación contra la Hepatitis C, medicamentos cuya introducción rápida defendió el PSE-EE a pesar de las reticencias de algunos en su inicio.

La modernización y adecuación de las instalaciones y equipos sanitarios requiere un gran esfuerzo continuado. Constatamos que este esfuerzo ha flaqueado estos últimos años, por lo que propugnamos instaurar un sistema que visualice con claridad la situación, alternativas y necesidades en orden de prioridad, para facilitar las decisiones políticas presupuestarias, siempre con criterios de eficiencia y efectividad. Entendemos que el sistema vasco de salud acceda excepcionalmente a aceptar donaciones a este fin, pero propugnamos que sea no sólo autónomo sino autosuficiente, como mejor manera de preservar su eficacia y la equidad en la provisión del servicio.

El principal activo de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud es su personal. Este personal actúa protocolariamente, desde su profesionalidad y experiencia, con una gran autonomía porque así lo exige la relación profesional sanitario-paciente. Es decir, tienen una doble vinculación: a su saber y normas profesionales y a la institución en la que desempeñan su labor, de manera organizada, para facilitar la fluidez del trabajo sanitario en un entorno de gran complejidad. Partiendo de la convicción de su orgullo de pertenencia a una organización bien valorada socialmente en Euskadi, estimamos que los nuevos sistemas de trabajo a partir de la integración y digitalización de los historiales clínicos y acciones de salud, suponen un reto para el conjunto de este personal sanitario y para su relación con los y las pacientes. Por un lado, provocan frustración y falta de coordinación si el proceso se bloquea o los cambios se producen con demasiada rapidez. Por otro lado plantean un reto a la comunicación interpersonal entre profesionales y lo que es más importante, con él y la paciente.

El otro punto de atención con el personal sanitario se refiere a los sistemas de selección y promoción profesional. Aquí hemos de afirmar rotundamente que están obsoletos y que por eso mismo suponen una gran amenaza para la excelencia de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud. Es urgente abordar una reforma de estos sistemas para facilitar la incorporación estable de personal por un lado, y asegurar la promoción profesional exclusivamente basado en los méritos, capacidad y dedicación.

La organización del sistema vasco de salud merece también una revisión a partir de una evaluación, especialmente en su apartado de Organizaciones de Servicios. Estimamos que las OSIs actuales, acertadas en cuanto a su finalidad de integración, están aún lejos de responder satisfactoriamente en cuanto a su funcionamiento se refiere, por lo que precisan de una evaluación y de la adopción de medidas de ajuste. Especialmente insatisfactoria es la situación y perspectivas de la Atención Primaria de Salud. A tal punto llega la insatisfacción que se constata una dificultad creciente para incorporar trabajadores cualificados en esta modalidad de atención lo cual estimamos como especialmente grave. No podemos olvidar que la atención primaria de salud es un pilar esencial de nuestro sistema de salud y uno de los que más ha contribuido a la equidad y accesibilidad del sistema.

La innovación y la investigación sanitarias constituyen unas actividades imprescindibles para seguir ofreciendo unos servicios de alta calidad en el sistema de salud. El PSE-EE estima que, aun habiendo mejorado la coordinación estos últimos años, ambas actividades están por debajo de su potencial y precisan de un impulso decidido, tanto en aspectos básicos como aplicados, así como un acompañamiento financiero, incluido en empresas basadas en nuevas tecnologías o productos, en coordinación con los planes de ciencia y tecnología del Gobierno Vasco.


Ante todos estos retos, l@s Socialistas Vasc@s:


Prestaciones y Servicios

  • Atendiendo a la finalidad de conseguir una salud integral, proponemos una ampliación de los servicios de salud bucodental, entendiendo la importancia del papel que tiene la salud bucodental en la contribución a la salud integral de la persona. Esta ampliación sería gradual, iniciándose en la edad infantil, completando el PADI hasta los 18 años y realizando un estudio sobre la posible ampliación de la prestación bucodental a otras edades.
  • Asimismo proponemos incluir en edad infantil la prestación de corrección óptica, incluyendo gafas, dada la importancia que tiene una buena visión en el desarrollo integral de los niños y niñas, hasta alcanzar la edad adulta.
  • Aprobar un Plan de Mejora de las Listas de Espera, que incluya los aspectos relativos a transparencia.
  • Creación de un Observatorio para conocer la realidad del suicidio en la Comunidad Autónoma Vasca y estudiar medidas de prevención.


Profesionales Sanitarios

  • Incrementar la plantilla estructural de personal de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud para incorporar como puestos de trabajo a todos los efectos un mínimo del 50% de los efectivos estables actuales por encima de la plantilla estructural actual. Esta medida, que no tiene apenas coste económico, para ser implementada, requiere acuerdos supracomunitarios.
  • Revisar la actual Relación de Puestos de Trabajo de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud para incorporar algunas categorías profesionales y reducir las dotaciones de Puestos de Libre Designación. Incluir en la revisión un ajuste de las dotaciones de algunas categorías profesionales con clara infradotación de acuerdo a parámetros comparativos con otros países de nuestro entorno (por ejemplo, enfermería y fisioterapia) y planificar el relevo generacional con el incremento de plazas en los grados de Medicina y Enfermería e incremento de plazas en la docencia MIR y EIR.
  • Actualizar sistemáticamente las cargas de trabajo y riesgos sociolaborales de los puestos de trabajo de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, en atención a la información disponible de los Servicios de Prevención en Salud Laboral y de las Direcciones de Personal, así como de los Comités de Seguridad y Salud Laboral.
  • Revisar el sistema de selección actual de las OPEs, para mejorar su eficacia y reducir la temporalidad en Osakidetza/Servicio Vasco de Salud.
  • Publicar en la intranet de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, anualmente, en período fijo, la previsión de convocatorias de promoción profesional para el año siguiente, con carácter vinculante para las Organizaciones de Servicios.


Organizaciones de Servicios

  • Revertir la creciente invisibilidad de la Atención Primaria de Salud, a través de un Plan Integral de Atención Primaria y Comunitaria que la dote de Objetivos claros y Recursos adecuados, así como una Evaluación periódica. Dicho Plan debería integrar toda la actividad preventiva y promotora de la salud de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud como medio eficaz para revalorizar su papel en el sistema sanitario.
  • Evaluar las actuales OSIs y adoptar medidas de ajuste que se presumen necesarias.
  • Dotar completamente con personal de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud todos los servicios de Atención Primaria de Salud de carácter urgente.
  • Incorporar sistemática y protocolariamente a profesionales de todos los niveles a los procesos de planificación, gestión y evaluación de los servicios de salud para incrementar su adhesión al sistema de salud de Euskadi.


Innovación e investigación

  • En cuanto al personal investigador, aprobar un Estatuto del Personal investigador que facilite la compatibilidad de su compromiso con el sistema de salud con su integración en el sistema universitario y/o de investigación en otras áreas afines, a fin de potenciar sus capacidades y su desarrollo profesional investigador.
  • Simplificar la estructura del Sistema de Investigación Sanitaria de Euskadi, especialmente en lo que se refiere a los institutos de investigación, especializándolos y reduciéndolos, para hacer más eficiente su capacidad, así como sus infraestructuras.
  • Dotar de visibilidad la promoción y desarrollo de empresas y proyectos asociados a la innovación e investigación sanitarias. Esta visibilidad mostraría la contribución decisiva del sistema de salud de Euskadi al bienestar sanitario de su ciudadanía, pero también al bienestar social de la comunidad, dado su papel decisivo en la experimentación asociada a dichas innovación e investigación.