Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Octubre 2020

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Programa electoral PSE-EE: Objetivo 16

compartir  compartir

Paz, justicia e instituciones sólidas

16.   Paz, justicia e instituciones sólidas

Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas

El Gobierno que presidió el Lehendakari Patxi López puso las bases de un modelo de gobernanza en la Administración Pública Vasca basado en los principios del gobierno abierto. Así, proyectos como Irekia, Open Data o Gardena, colocaron al Gobierno Vasco a la cabeza de la transparencia según instancias internacionales y hemos sido copiados por otros gobiernos del mundo. Es más, a día de hoy son proyectos consolidados que siguen dando servicio a la ciudadanía vasca.

Durante esta última legislatura se proyectaron las principales leyes que, según l@s Socialistas Vasc@s, eran imprescindibles para la profundización de los principios de transparencia, participación y dación de cuentas, pero también para la transformación y modernización de la Administración Pública Vasca, que necesita adaptarse a los requerimientos sociales del siglo XXI. Nos referimos a la Ley del Sector Público Vasco, la Ley de Transparencia y Participación y la Ley de Empleo Público. Estas leyes fundamentales no han podido ser aprobadas por el Parlamento Vasco, pero consideramos que sus objetivos son plenamente vigentes y necesarios, e insistiremos en su aprobación.

Y más cuando los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) nos obligan a lograr, en su objetivo 16 la Paz, la justicia e Instituciones Sólidas, interpelándonos a reducir considerablemente la corrupción y el soborno en todas sus formas (16.5), crear a todos los niveles instituciones eficaces y transparentes que rindan cuentas (16.6) y garantizar la adopción en todos los niveles de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades (16.7), entre otras metas.


Un nuevo empleo público


La Ley de Empleo Público Vasco, que derogue la vieja Ley de la Función Pública Vasca, sigue siendo la gran asignatura pendiente de la Administración Vasca. Se han trabajado diversos borradores a lo largo de 3 legislaturas que no han contado con el apoyo suficiente.

Por ello, impulsaremos un pacto, tanto político como sindical, para la Ley de Empleo Público que Euskadi necesita sea una realidad compartida. Una ley que introduzca:

  • Medidas efectivas para poner solución a las altas tasas de interinidad de la Administración Pública Vasca a través de procesos de consolidación del personal que lleva prestando servicios de forma eventual desde demasiado tiempo. Vinculado a ODS 8
  • Con carácter general, las ofertas públicas de empleo han de ser la forma habitual de entrada en la Administración, como forma de estabilizar el empleo público. Por ello, es necesario reformar el sistema de acceso a la función pública para hacerla más transparente, ágil y eficaz, cumpliendo los principios de igualdad, mérito y capacidad. Para ello proponemos una reforma integral del IVAP (Instituto Vasco de la Administración Pública), reforzando sus medios materiales y personal y haciendo que se centre en labores de apoyo al acceso, promoción y formación de los empleados y empleadas públicos. Vinculado a ODS 8
  • La Dirección Pública Profesional, que profesionalice algunos niveles de la Administración que hoy son de carácter político, y cuya provisión se base en méritos y la experiencia profesional de la persona. Vinculado a ODS 8
  • Mecanismos de evaluación del desempeño y carrera profesional. Vinculado a ODS 8
  • La garantía de la participación sindical en el establecimiento de las condiciones de trabajo y en la organización interna. Vinculado a ODS 8
  • Una homogenización de las condiciones laborales en todos los niveles institucionales vascos a través de la Mesa de las Administraciones Públicas Vascas. Vinculado a ODS 8
  • El establecimiento de un sistema de negociación que permita a los empleados/as públicos acordar sus condiciones de trabajo para que la conciliación de su vida laboral, personal y familiar sea una realidad, salvaguardando, en todo caso, las necesidades del servicio. Vinculado a ODS 8


Además, nos comprometemos a establecer una estrategia que permita afrontar las consecuencias del envejecimiento y el relevo generacional en el empleo de las Administraciones Públicas Vascas. Vinculado a ODS 8

Por otra parte, entendemos que la innovación pública ha de llegar a la Administración, no sólo mediante la introducción de la tecnología, sino también con estructuras funcionariales más horizontales que fomenten la participación de los y las empleadas públicas en la toma de decisiones. Para ello:

  • Habilitaremos equipos de innovación que puedan producir prototipos y cambios continuos para el avance. Vinculado a ODS 9


Un sector público eficiente


Es imprescindible seguir impulsando una Ley del Sector Público que haga una decidida apuesta por la simplificación del entramado institucional y societario de la Administración, evitando duplicidades, incorporando una voluntad firme de reducción del número de entidades que integran el sector público autonómico, e incluyendo mecanismos de control en su funcionamiento. Por ello proponemos que la citada ley:

  • Sea aplicable a todos los niveles institucionales vascos y que, cuanto menos garantice el papel de coordinador que el Gobierno Vasco ha de tener en todo el entramado institucional.
  • Incluya mecanismos de colaboración y coordinación que impidan la duplicidad de competencias entre los distintos niveles institucionales, con la creación de consorcios públicos y otros elementos estables de coordinación para el desarrollo de servicios públicos que lo permitan.
  • Incluya formas de control en materia de personal, de presupuestos y financiación de las entidades que forman el sector público vasco, principalmente empresas y fundaciones públicas.


La tecnología en la Administración


Durante los últimos años se han producido importantes avances en la administración electrónica y en el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles.

Pero debemos seguir avanzando en una administración verdaderamente digital. Por ello, proponemos un rediseño continúo de los procesos y de los servicios desde la perspectiva ciudadana, todo ello, con garantía de cumplimiento de estándares de accesibilidad a la web, que eviten la discriminación de personas con discapacidad. Y garantizando el cumplimiento de la Carta de Derechos Digitales (Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de Datos Personales).

No obstante, la Administración Pública debe llegar en igualdad de condiciones a todas las personas, incluyendo a aquellas que pertenecen a colectivos que sufren brecha digita. Todos los canales de acceso a la Administración (presencial, telefónico, telemático…) deben desarrollarse en condiciones de igualdad, y siempre desde la perspectiva ciudadana.


Para ello, l@s Socialistas Vasc@s nos comprometemos a:

  • Extender las cartas de servicios que obliguen a una calidad de servicios suficiente y que este sea conocido por la ciudadanía a la que se sirve.
  • A realizar auditorías de servicio para que sea la propia ciudadanía la que valore y ayude a mejorar los servicios públicos de los que el Gobierno Vasco es responsable.
  • Elaboraremos una Estrategia Vasca de Inteligencia Artificial en la Administración Pública, que incluya la preparación e impulso de una política de soluciones en la nube para las administraciones públicas, que facilite la adopción de estas tecnologías en igualdad competitiva, una política de almacenamiento y utilización de big data. Vinculado a ODS 9
  • La lucha contra el fraude tiene un gran aliado con estas tecnologías y su uso para el control del mismo será nuestra prioridad.


Transparencia y Participación


No ha sido posible tampoco en esta legislatura aprobar la Ley de Transparencia y Participación que seguimos considerando imprescindible, para hacer efectiva la obligación de transparencia de las administraciones públicas y mejorar el sistema de toma de decisiones y redición de cuentas.

L@s Socialistas abogamos por una transparencia efectiva. La transparencia formal, la que supone la mera publicación de la información a que obliga la ley no es suficiente. Debemos ir más allá y defendemos la transparencia efectiva, que sucede cuando la ciudadanía accede a la información y se forma su propio juicio y exige un papel activo de la Administración para que la información se difunda, se entienda y provoque un debate constructivo.


Por ello, abogamos por:

  • Un liderazgo claro a favor de la transparencia, con un impulso desde lo más alto para lograr el más amplio alcance. Vinculado a ODS 9
  • Mejorar la información mediante contenidos atractivos y didácticos, que permitan su lectura en varios niveles de profundidad y que aporten interactividad, haciendo uso de gráficos, visualizaciones, infografías y mapas, con uso de un lenguaje claro y adopción de sistemas de lectura fácil. Vinculado a ODS 9
  • Auditoria Social: La transparencia no servirá de nada si la ciudadanía no muestra interés por los resultados de la gestión. Queremos lograr que la ciudadanía se interese por la marcha de lo público, en un momento de baja legitimación de las instituciones. Por eso, proponemos un programa de empoderamiento ciudadano, que comience con la implicación de distintos colectivos en cuestiones que sean de su interés, para poder dar respuesta a sus necesidades y expectativas. Vinculado a ODS 9


La labor del Gobierno ha de ser planificada y centrada en la rendición de cuentas. Porque la información no funciona sino se pone en el contexto de los objetivos que se pretenden conseguir. La ciudadanía ha de conocer qué quiere hacer el gobierno, la planificación, los avances y logros, los fracasos, los gastos… Para hacerlo posible, proponemos:

  • La extensión a todo el sector público autonómico de sistemas de gestión, con cuadros de mando abiertos al escrutinio público y que ofrezcan previsiones, avances y resultados de los programas de gobierno, de los planes estratégicos y de los proyectos en marcha.
  • Inclusión de sistemas de gestión avanzada que permitan una evaluación abierta y constante, centrando la gestión en los resultados.


La Administración Pública es una organización que atesora datos en volumen ingente, muchas veces almacenados en sistemas desconectados que no permiten su análisis. Pero también hablamos de datos que pueden proceder de fuentes externas (tráfico, sensores biométricos, IOT…) y que requieren un tratamiento masivo. El despliegue de herramientas que permitan el almacenamiento, el procesamiento, el análisis y la visualización de los datos, contribuirá a mejorar la toma de decisiones a la hora de diseñar, establecer, ejecutar y evaluar las políticas públicas simplificando procesos y reduciendo tiempos de demora o de respuesta. Ello permitirá una mejora de la productividad de las y los empleados públicos, al dotarlos de herramientas que facilitan su labor y les aportan una visión integral de la organización. Y contribuirá a que la Administración pública se modernice, se adapte a las necesidades de una población cada vez más exigente con el funcionamiento de los servicios públicos, en términos de resultados y de rendición de cuentas y transparencia.

Con el Gobierno de Patxi López se puso a Euskadi en el mapa mundial de la apertura de datos con la creación del portal Open Data que permitió la publicación en abierto de catálogos de datos para favorecer su reutilización y generar valor añadido. Se debe seguir profundizando, y aperturando datos, pero es fundamental hacerlo en contacto con sectores privados que ayuden a sacar valor de los mismos. Por ello proponemos:

  • La creación de un consorcio público-privado con las empresas del sector que permita la innovación y desarrollo en la reutilización de datos.


Un sistema judicial moderno, rápido y eficaz


Uno de los pilares para garantizar las libertades públicas y los derechos de ciudadanía es disponer de un sistema judicial basado en la igualdad de oportunidades y la prevención de la conflictividad social, un servicio eficaz y eficiente, con plena incorporación de las nuevas tecnologías, que garantice la tutela judicial efectiva, dentro de una política integral de reparación de los daños que puedan sufrir los y las ciudadanas.

En la última legislatura, y de la mano de l@s Socialistas Vasc@s, se ha dado un gran avance en la modernización del sistema judicial en Euskadi, mediante la implantación de una Nueva Oficina Judicial en Donostia-San Sebastián, la regulación la Asistencia Jurídica Gratuita, con amplio consenso por parte de los operadores jurídicos y la potenciación de un modelo de justicia de proximidad, sensible a la realidad y los problemas que nos rodean. Así, se ha dado cobertura a los juzgados para abordar la litigiosidad de las cláusulas suelo, se ha mejorado ostensiblemente la atención judicial a las víctimas de violencia de género y se ha desarrollado la atención judicial a las l@s menores, con nuevos puntos de encuentro familiar.

Para los próximos años dotaremos a la Justicia de un marco estratégico, avalado por los operadores jurídicos, para hacer del la tutela judicial efectiva un elemento vertebrador de una sociedad democrática, justa, plural y desarrollada, como es Euskadi. Por ello, será prioritaria la aprobación de un Plan Estratégico de Justicia para los próximos años, que oriente la actividad del gobierno en esta materia y establezca objetivos y prioridades claros para el logro de una justicia de calidad ligada a los retos de la sociedad actual. Para ello, nos proponemos:

  • Concluir con la implantación de la nueva Oficina Judicial, previa evaluación de las ya implantadas.
  • Elaboración y ejecución de un Plan Integral de Infraestructuras que tenga en cuenta la eficiencia energética, la movilidad sostenible y la accesibilidad universal.
  • Estudio de la Planta Judicial a fin de instar la creación de Juzgados que, en función de las cargas de trabajo, sean necesarios, especialmente en violencia de género. Vinculado a ODS 5
  • Se adaptarán todos los servicios de la justicia a la definición de Violencia contra la Mujeres que recoge el Convenio de Estambul, la violencia doméstica, la violencia sexual y la violencia intrafamiliar. Vinculado a ODS 5
  • Desarrollar el Plan de Actuación “Violencia sobre la Mujer” que con la colaboración del resto de instituciones (Diputaciones Forales, Ayuntamientos y Ararteko) y con la implicación de todos los operadores jurídicos ha sido aprobado este año, destacando la reforma de las instalaciones para que sean lugares más confortables y seguros para las víctimas, desarrollando su acompañamiento terapéutico, mejorando de la coordinación interinstitucional, ampliando los tratamientos hacia los victimarios, extendiendo la asistencia letrada gratuita a las víctimas. Vinculado a ODS 5
  • Reforzaremos la actuación de las unidades de valoración forense integral y equipos psicosociales para la detección temprana del riesgo y la valoración efectiva de la situación de los y las menores en los casos de violencia machista. Vinculado a ODS 5
  • Fomentaremos la cultura de la resolución de conflictos con formas alternativas a la judicialización, aunque dentro de la Administración de Justicia y bajo su amparo. Por ello, seguiremos desarrollando los servicios de mediación en el marco de la justicia restaurativa y extendiéndolos a otros órdenes jurisdiccionales, especialmente el orden civil y mercantil.
  • La Administración de Justicia ha de ser próxima a las víctimas del delito, por lo que redimensionaremos los servicios de Atención a la Victima, potenciando los servicios de acompañamiento terapéutico, ampliando la asistencia durante las 24 horas del día y la inclusión de la asistencia a familiares de las personas desaparecidas.
  • El personal al servicio de la Administración de Justicia que depende de forma directa de la administración vasca, es una pieza fundamental para que el resto de operadores puedan ejercer de forma eficaz sus funciones, por ello, continuando con el desarrollo del IV Acuerdo de condiciones laborales, concluiremos la valoración de los puestos de trabajo, realizando de forma periódica ofertas de empleo público que mantengan bajas las tasas de temporalidad, fomentan los Planes de Formación necesarios y estableciendo una retribución a la especial dedicación de las personas que trabajan en los Juzgados de Violencia sobre la mujer. Vinculado a ODS 5 y 16
  • Institucionalizar la relación con los principales operadores jurídicos, mediante la creación de un Órgano Común de Colaboración que, respetando el Órgano de coordinación Mixto, permita tener un espacio conjunto de reflexión y toma de decisiones en el ámbito de la Justicia, mejorando su cooperación.
  • Continuar desconcentrando los Puntos de Encuentro Familiar por derivación Familiar, mediante la firma de los correspondientes convenios con ayuntamientos. Vinculado a ODS 5
  • Impulsar el conocimiento del funcionamiento del Sistema de Justicia mediante, el programa “Educar en Justicia” dirigido a jóvenes y adolescentes y las aulas de la experiencia. Vinculado a ODS 4
  • Implantar la Justicia Digital, entre otros, con el expediente judicial electrónico y las aplicaciones informáticas para que sean accesibles a toda persona usuaria.
  • Continuaremos fomentado el uso del euskera en la justicia con un nuevo plan de normalización. Vinculado a ODS 4
  • Modernizar el Instituto Vasco de Medicina Legal respondiendo a las nuevas necesidades.


Un Estatuto para el siglo XXI


L@s Socialistas entendemos que el Estatuto de Gernika se ha demostrado una experiencia de éxito y que, una vez derrotado el terrorismo, la sociedad vasca se ha situado en unos niveles de bienestar, libertad y convivencia nunca antes conocidos en su historia. Lejos de ser un motivo de autocomplacencia, sin embargo, entendemos que esta situación debe servir como estímulo para afrontar transformaciones en su estructura interna que nos permitan adaptarnos a las necesidades del siglo XXI y avanzar hacia una sociedad vasca moderna, sostenible y cimentada sobre sólidos principios éticos y democráticos.

Euskadi, siendo la primera comunidad que accedió al régimen autonómico, es la única que todavía no lo ha actualizado. Pese a los debates y aportaciones realizados por la Ponencia para la Actualización del Autogobierno y la Comisión de Expertos, la legislatura pasada concluyó sin que haya sido posible culminar la reforma.

L@s Socialistas seguimos creyendo en la necesidad de actualizar el autogobierno, como vía para modernizar las herramientas de las que disponemos para mejorar la vida de la ciudadanía y reforzar la cohesión social; y de hacerlo a través de un texto articulado que sea viable, útil, de consensos más amplios que el Estatuto en vigor y que respete el ordenamiento jurídico.


Las bases de dicha reforma deberían ser:

  • Garantizar el derecho de los ciudadanos y las ciudadanas vascas a intervenir, de acuerdo con las reglas y en los términos que la legalidad constitucional y estatutaria establece, en todas las decisiones políticas que afectan a sus derechos e intereses.
  • Y garantizar el derecho al autogobierno para construir una sociedad moderna, plural, igualitaria y cohesionada, mediante un pacto de convivencia cívico y de ciudadanía plena. Una sociedad formada por hombres y mujeres libres y responsables de su futuro, tanto en la España plural y diversa, como en la Unión Europea, en solidaridad real y efectiva con las demás Comunidades del Estado, y dentro de los valores superiores y principios básicos de la democracia.


Tal y como desarrollamos en nuestro voto particular a las bases aprobadas en la Ponencia del Parlamento Vasco, los elementos fundamentales que proponemos en la reordenación del texto estatuario son:

  • Resolver las carencias y ambigüedades, explicables por la obsolescencia del Estatuto vigente, pasados 40 años de su aprobación.
  • Incorporar las transformaciones de las últimas décadas, tales como la pertenencia a la UE; la ya incuestionable vocación de igualdad entre mujeres y hombres; desafíos entonces inéditos como el cambio climático, el envejecimiento de la población, los movimientos migratorios o la irrupción del universo Internet; y la necesaria apuesta por la participación, la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Como Constitución interna de Euskadi, hacer un texto comprensible para la ciudadanía, introduciendo los elementos sustantivos del autogobierno, su significado hacia afuera y hacia adentro, los derechos y obligaciones que incorpora para la ciudadanía vasca, y la organización y funcionamiento de sus instituciones.


La reforma del Estatuto de Gernika debería introducir los siguientes elementos:

  1. En el Preámbulo o Exposición de Motivos: reconocer la pluralidad de identidades y sentimientos que existen en la sociedad vasca, su identificación como nacionalidad/nación constituida por mujeres y hombres en pie de igualdad, el valor del acuerdo político del Estatuto en vigor que ha sobrevivido incluso al embate terrorista, y el señalamiento de las singularidades ya admitidas y desarrolladas legalmente (derechos históricos, Concierto Económico, el euskera o el derecho civil). También se debería incluir una referencia obligada a la violencia de motivación política sufrida en nuestra historia reciente.
  2. En el Título Preliminar: acordar una definición semántica más precisa de la comunidad vasca como proyecto de convivencia basado en la voluntad de su ciudadanía dentro de un marco español y europeo; precisar el estatus del euskera y el derecho a conocer y usar las dos lenguas oficiales de Euskadi; y fijar una nueva y amplia regulación de Derechos y Deberes de las ciudadanas y ciudadanos vascos que regule una Carta de Relaciones entre los ciudadanos y los Poderes Públicos de la Comunidad.
  3. La definición competencial en relación con el Estado: incluir las competencias referidas a Hacienda y Patrimonio y la especificidad de su regulación a través del Concierto; aclarar las ambigüedades citadas; estudiar un nuevo capítulo referido a las relaciones con la UE; e incluir un apartado específico dedicado a los mecanismos de relación con el Estado.
  4. Relaciones internas entre los Territorios Históricos y de éstos con la CAPV: la reforma debe aprovecharse para una nueva organización institucional, con criterios sociales y de eficacia, y aclarando competencias de cada ámbito institucional. Entre otras cuestiones, proponemos atribuir al Parlamento Vasco la potestad para regular normativamente el sistema tributario en el ámbito que la Ley del Concierto Económico atribuye a los Territorios Históricos.


En definitiva, l@s Socialistas Vasc@s nos comprometemos a seguir impulsando en el Parlamento Vasco una actualización de nuestro autogobierno con el objetivo de:

  • ensanchar los derechos de las personas,
  • adaptar las competencias a la realidad social,
  • distribuir esas competencias entre los poderes públicos vascos en sus distintos niveles institucionales,
  • reordenar las relaciones internas entre esas instituciones para ganar eficiencia y eficacia en la prestación de servicios públicos y garantía de los derechos,
  • atribuir las competencias normativas tributarias al Parlamento Vasco,
  • y conseguir un nuevo pacto de convivencia en una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales, con pluralidad de sentimientos e identidades.


Memoria: nunca más, nunca antes


L@s Socialistas creemos que el futuro en Euskadi debe construirse sobre el respeto inexcusable de los derechos humanos y de la dignidad e integridad de las personas, incluyendo una visión crítica sobre la injusticia que supuso el terrorismo y otras violencias de motivación política.

Por ello, proponemos un Pacto Social, un acuerdo transversal sobre la convivencia que profundice en el sentido ético y de rearme moral de la sociedad sobre la idea de que ni antes, ni ahora, ni en el futuro vamos a encontrar ninguna razón política que justifique el terrorismo o cualquier otra vulneración de derechos.

Este acuerdo emplaza, en primer lugar, a todas las instituciones públicas, pero se extiende también se abre a la totalidad de los partidos políticos, organizaciones sociales, sindicales y asociaciones.


Los principios sobre los que debe sustentar ese pacto son:

  1. La verdad de lo ocurrido, de forma que sea posible asumir que no hubo nunca razón alguna para el terrorismo de ETA, ni para ninguna otra forma de terrorismo, ni para la tortura. En definitiva, que jamás hubo razón que pueda justificar la vulneración de los derechos humanos de ninguna persona.
  2. El respeto a la pluralidad. Conformamos una sociedad de ciudadanos y ciudadanas libres e iguales, una sociedad que acepta sin matices la dignidad de todo ser humano, de sus derechos, por encima de cualquier consideración sobre su ideología o sus sentimientos de pertenencia.
  3. Memoria, reconocimiento, justicia y reparación de todas las víctimas, las provocadas por ETA, por el GAL y por otros grupos y las víctimas de abusos policiales, sin equiparaciones, ni exclusiones, sin establecer paralelismos ni apelar a ninguna otra consideración que abone la teoría del conflicto político. Entre las tareas pendientes respecto a las víctimas, destaca la resolución de los casos sin resolver.
  4. El respeto al Estado de Derecho, a sus leyes y a las libertades que protegen éstas, que es la forma de organizar la convivencia, con reglas para relacionarnos y resolver las legítimas discrepancias y conflictos propios de las sociedades plurales. Este respeto significa asumir expresamente el significado político de las víctimas de ETA, que lo fueron por la decisión de la banda de imponer un proyecto político mediante el asesinato. La convivencia supone reconocer que los conflictos se resuelven por el diálogo, el acuerdo y las reglas pactadas.
  5. La reinserción de los presos, en los términos orientados por la Constitución y la legalidad penitenciaria, de forma que se propicien las actitudes de la población reclusa de asunción del daño causado y la voluntad de reparación. Este proceso tendrá en cuenta las experiencias pasadas que han favorecido una reinserción efectiva, como los talleres de convivencia y los encuentros restaurativos, con el objetivo de difundir los valores básicos de convivencia en toda sociedad democrática.
  6. El respeto escrupuloso a los derechos humanos: la deslegitimación, ética, social y política del asesinato, o de cualquier otra expresión de violencia ilegítima, para conseguir objetivos políticos, tanto en el pasado, como en el presente y en el futuro; y la denuncia de todas las vulneraciones que han tenido lugar sin excusa.


Por una Ley vasca de Memoria Histórica


L@s Socialist@s vamos a seguir siendo exigentes con todos los totalitarismos. Hay que saber la verdad y hay que deslegitimar cualquier razón que en algún momento alguien haya esgrimido para matar, secuestrar, marginar, torturar y perseguir a otro ser humano. Sin excepciones.

Debemos recordar que las tareas de memoria histórica fueron impulsadas en Euskadi desde el Departamento que dirigió Idoia Mendia en el Gobierno socialista, pero quedaba pendiente la elaboración de esta Ley complementaria, reclamada por quienes protegen la memoria de esas víctimas.

Por eso, en un momento en el que vemos que en otras comunidades hay partidos que están aprovechando su acceso al poder para colocar una nueva y pesada losa sobre quienes fueron fusilad@s, perseguid@s y esclavizad@s durante el franquismo:

  • l@s Socialistas Vasc@s consideramos imprescindible que Euskadi cuente con una Ley vasca de Memoria Histórica que complete la estatal y que, con rigor, incluya las aportaciones de las distintas asociaciones memorialistas. El borrador no ha podido culminar su recorrido, pero l@s Socialist@s lo tomamos como referencia sobre la que aprobar cuanto antes esa ley.


Es un reto democrático. Se la debemos a quienes perdieron todo por preservar la libertad para todos. Se la debemos, para que recuperen la dignidad que les quisieron robar. Hay que cerrar con memoria democrática la herida en la que siguen hurgando quienes desprecian a estas víctimas.


La reforma de EiTB


L@s Socialistas Vasc@s hemos conseguido en esta legislatura abrir el paso definitivo para abordar la imprescindible reforma integral de EiTB. Fue el compromiso expreso que adquirimos con la ciudadanía en las elecciones de 2016, y el que conseguimos hacer valer en el acuerdo de gobernabilidad como uno de los retos en esta legislatura.

El debate se ha producido en el Parlamento Vasco, en el seno de un grupo de trabajo específico que, a pesar de que l@s Socialistas habíamos planteado unos plazos más exigentes, por acuerdo de los grupos ha dilatado en el tiempo sus conclusiones. En cualquier caso, el procedimiento seguido, abierto a incorporar las aportaciones de personas expertas en el sector audiovisual y abierto a la participación ciudadana y de l@s propi@s profesionales de la plantilla, se corresponden con el esquema que ya planteó el PSE-EE en un documento público en marzo de 2015. Y también se corresponden con esa propuesta los ejes sobre los que se ha articulado el debate:

  • Una reorganización societaria del ente que permita una gestión más eficaz.
  • Una nueva gobernanza, con una dirección profesionalizada, designada para mandatos superiores a una legislatura, y una revisión de los mecanismos de control, actualmente en el Consejo de Administración, para descargarlos de representación política y abrirse a nuevos agentes sociales.
  • Una revisión de su financiación, con un contrato programa evaluable por la institución que debe garantizar los presupuestos, con más transparencia.
  • Un desarrollo de la carrera profesional que limite los puestos de confianza para dar la oportunidad al personal de plantilla a asumir nuevas responsabilidades con plenas garantías a sus derechos.
  • Un nuevo marco de relaciones con la industria audiovisual vasca, con oportunidades para las empresas y con mayor implicación para que EiTB sea el motor de este sector.


Con esta base de amplio acuerdo sobre la propuesta que puso sobre la mesa el PSE-EE, l@s Socialistas nos comprometemos a que en la nueva legislatura se culminen las reformas necesarias, incluidas las legales, que hagan de EiTB un verdadero servicio público audiovisual, moderno, adaptado a las nuevas necesidades y a las nuevas demandas de la ciudadanía, objetivo, competitivo, eficiente, que tenga como uno de sus objetivos básicos atender a la realidad sociolingüística, que respete el principio de igualdad y el pluralismo político, religioso y cultural.

Una EiTB que se aleje de las coyunturas políticas y se centre en la calidad y la oferta diferenciada, que apueste por las capacidades de sus profesionales y que sea motor de la industria audiovisual vasca. Para llevarlo adelante propondremos a un/a profesional reconocid@ en el ámbito de la comunicación, con acreditación profesional y que concite un amplio consenso.