Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Octubre 2017

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Una política territorial sostenible para vertebrar, cohesionar e integrar el territorio

compartir  compartir

 

1. Medio Ambiente para el futuro.
2. Urbanismo.
3. Movilidad sostenible y ordenación del territorio.
4. Nuevo modelo de transporte público.

  • La potenciación del uso del transporte público.
  • La racionalización de la oferta.
  • La unificación de tarifas.
  • Las autoridades de movilidad.
  • La necesidad de la planificación.
  • Euskadi como rótula en el corredor Atlántico.
  • Infraestructura de transporte ferroviario.
  • Los puertos y aeropuertos.
  • El transporte de mercancías.
  • Nuestras propuestas en transportes e infraestructuras para vertebrar el país.

 


1. UN MEDIO AMBIENTE PARA EL FUTURO.

En materia de Medio Ambiente y Cambio Climático, l@s Socialistas Vasc@s nos comprometemos a respetar y cumplir el Acuerdo de París aprobado en 2015 por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, siendo este el marco de referencia para la elaboración y puesta en marcha de todas aquellas propuestas que conduzcan a cumplir los objetivos marcados en él.

El cambio climático no entiende de divisiones administrativas, su lenguaje se expresa en términos planetarios. La respuesta que demos al desafío será la resultante de acciones e inacciones individuales y colectivas. Vulnerabilidad, responsabilidad y capacidad son las tres variables que debemos manejar para construir nuestra respuesta, que, como socialistas, debemos anclar en nuestros sólidos principios de igualdad, solidaridad y justicia.

El País Vasco inició el siglo XXI con una situación medioambiental derivada del alto grado de industrialización del siglo anterior. Una industrialización que se llevó a cabo basándose únicamente en criterios económicos y de productividad, sin tener en cuenta el daño medioambiental al entorno natural ni sus efectos sobre las personas y el resto de seres vivos.

Por eso apostamos decididamente por una economía eficiente, capaz de producir con los mínimos recursos necesarios las cantidades de bienes y servicios que demanda la sociedad, y donde se tengan en cuenta los impactos medioambientales generados por las actividades de producción y consumo.

Apostamos por una economía en la que la sostenibilidad medioambiental y la cohesión social no sean el resultado del crecimiento económico sino los motores del mismo. Las empresas capaces de compatibilizar el beneficio económico con el bienestar de los trabajadores son las empresas del futuro. Desde el Gobierno vasco facilitaremos el reconocimiento de estas empresas del siglo XXI, y apoyaremos su consolidación y expansión con ventajas fiscales.

El cambio climático plantea retos para la economía vasca, pero aporta numerosas oportunidades de creación de nuevos empleos y actividades productivas. En primer lugar, la puesta en marcha de medidas de adaptación al fenómeno abre, con carácter inmediato, nuevas vías para la investigación y la innovación. El desarrollo sostenible, la gestión medioambiental adecuada y las energías renovables son motores de innovación tecnológica y creación de nuevas actividades económicas. Por ejemplo, todas aquellas asociadas a la sustitución de las fuentes energéticas que tradicionalmente han movido al mundo durante los últimos siglos, y que son las causantes del proceso de transformación global al que la Humanidad está sometiendo al planeta.

Efectos como la subida paulatina de los actuales niveles del mar o la frecuencia con que se suceden episodios climatológicos extremos obligan a que en las zonas costeras, ribereñas e incluso mesetarias se adopten medidas que prevean riesgos crecientes, tanto para la población como para los recursos económicos.

Dentro de la misión, visión y valores de las grandes empresas es fácil encontrar referencias al medio ambiente que luego se desarrollan en la política de Responsabilidad Social Corporativa. Se trata, sin duda, de un avance de los últimos años, aunque quedan por mejorar los sistemas de evaluación externa del grado de cumplimiento de los objetivos marcados.

Durante los últimos años, la conciencia medioambiental en el País Vasco ha dado un salto sin precedentes, y son muchas las iniciativas y los compromisos que surgen desde todos los sectores de la sociedad vasca y de nuestras instituciones.

Esta conciencia medioambiental, concretada en la recuperación de espacios dañados, las actuaciones en los cauces de los ríos, la aplicación de las normas para los sectores económicos, el compromiso de los sectores educativos y una actitud creciente hacia el reciclaje, hace que existan las bases para que Euskadi en su conjunto se convierta en un territorio europeo de referencia en políticas y actuaciones respetuosas con el medio ambiente.

La inversión en I+D+i para el desarrollo de las energías renovables es una apuesta segura de futuro. Desde el Partido Socialista apoyaremos decididamente la modernización y diversificación de nuestras fuentes de energía y un incremento de su presencia en el mix energético. Porque las energías renovables disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero, resuelven o simplifican el problema de los residuos, reducen nuestra dependencia de importaciones del extranjero, generan empleos de calidad y promueven el desarrollo rural, evitando una mayor despoblación. Esto último implica dar prioridad a las inversiones que se realicen en las zonas más deprimidas industrial y económicamente, así como con mayor impacto del desempleo.

La sociedad de consumo muestra algunas derivas que conviene corregir desde una perspectiva socialdemócrata. La exageración de los envases y envoltorios así como las dinámicas publicitarias conducentes a la comercialización de productos desechables o de usar y tirar están provocando unos niveles de generación de residuos inasumibles. Desde este punto de vista, resulta imprescindible redoblar los esfuerzos por seguir fomentando la reducción, la reutilización y el reciclaje de los residuos sólidos urbanos para evitar el colapso en la gestión. Pero también es necesario que Euskadi transite hacia un sistema de gestión y tratamiento que permita la desaparición de los anacrónicos y obsoletos vertederos, para dar lugar a sistemas que generen valor energético y conviertan los residuos en un recurso, en la línea de las directrices europeas más avanzadas.

Para casi un 60% de la población vasca el medio ambiente es un indicador de su calidad de vida. Por otra parte, es de sobra conocida la relación entre medio ambiente y salud de la población, que se hace más evidente cuando se analiza la situación de la calidad del aire, del agua o del suelo, e incluso de los niveles de calidad acústica.

Por otra parte, los ciudadanos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado y los poderes públicos el deber de garantizar este derecho. Entendemos que las Administraciones deben hacer un importante esfuerzo para convertir en realidad este derecho y nos comprometemos a realizarlo.

Además, concebimos la preservación del medio ambiente como una exigencia de solidaridad con otras regiones que sufren en mayor medida las consecuencias derivadas del uso irracional de los recursos y de la energía, y con otras generaciones que también deben poder disfrutar de un medio ambiente adecuado.

Entendemos que la política ambiental debe fomentar la participación y enriquecerse con la aportación de los agentes sociales, y debe ser un ejemplo de transparencia. Además, por su carácter transversal, debe incorporarse a todas las políticas sectoriales, lo que exige un importante trabajo de coordinación entre Administraciones, además de unas fluidas relaciones público-privadas. Las Administraciones deben ser un ejemplo de comportamiento responsable y sostenible.

Consideramos el medio ambiente, asimismo, como un factor de competitividad. En un contexto de carestía de las materias primas y de la energía, y en el que el coste de las emisiones de carbono se va progresivamente internalizando como un coste más para las empresas, el uso racional de los recursos y de la energía y el control de las emisiones son indispensables para la competitividad de nuestras empresas.

Nuestra apuesta por potenciar las tecnologías bajas en carbono, el ecodiseño, el ecoetiquetado, la eficiencia en el uso de recursos, etc., es una muestra clara de la vocación de contribuir a los objetivos de creación de riqueza y empleo, puesto que diversos estudios demuestran la existencia de nichos de negocios y empleo en estos campos. Dado el carácter transversal del medio ambiente, consideramos esencial establecer un modelo de relación entre las Administraciones con responsabilidades en esta materia y las competentes en energía, política industrial, transportes, vivienda, ordenación del territorio o aguas.

En este sentido, junto a los ejes ambientales estratégicos que se recogen a continuación, consideramos igualmente fundamental la integración del medio ambiente en otras políticas. Por ello planteamos propuestas para avanzar hacia un modelo energético basado en la eficiencia energética y en las energías renovables, contando con el gas como energía de transición, y en el desarrollo de las redes inteligentes y la introducción del vehículo eléctrico.

 

Nuestras propuestas:

… Creación del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Energía.
… Facultar a un organismo público para el control de los compromisos del Acuerdo de París sobre Cambio Climático.
… Elaboración de una Ley de Cambio Climático y Energía Sostenible, que establezca objetivos de reducción de emisiones basándose en presupuestos de carbono para todas las Administraciones Públicas; que establezca obligaciones tanto para Administraciones como para empresas y que afecte a todos los sectores relacionados con la energía y el cambio climático. Además, establecerá mecanismos que incentiven una baja intensidad energética y en emisiones de carbono, así como la introducción de renovables entre los agentes privados y públicos.
… Propiciaremos un gran Pacto por el Medio Ambiente del País Vasco, buscando la implicación de las empresas vascas de todos los sectores, los agentes sociales, los centros educativos y formativos, las asociaciones ciudadanas, las entidades del tercer sector, las universidades y los centros tecnológicos, así como el conjunto de las administraciones vascas.
… L@s Socialistas, desde el Gobierno vasco, nos proponemos ayudar y colaborar con las empresas vascas para que implanten una política de Responsabilidad Social Corporativa en materia de medio ambiente que vaya más allá del mero cumplimiento de la normativa existente.
… Tras el paréntesis de la última legislatura, nos proponemos elevar el rango de la normativa sobre el ruido, elaborando la Ley vasca contra el Ruido ambiental.
… Impulsaremos un modelo de movilidad sostenible, con una firme apuesta por un transporte público menos contaminante.
… Desarrollaremos un modelo de ordenación del territorio integrador, que incorpore el paisaje, el medio físico, el medio rural y el urbano. Así como una política fiscal que introduzca la fiscalidad verde con el fin de desincentivar comportamientos poco sostenibles e incentivar comportamientos sostenibles por parte de empresas, administraciones y ciudadanos.
… Consolidar el Basque Ecodesign Center y elaborar un plan estratégico de trabajo de este centro para los próximos 4 años.
… Llevaremos a cabo una actuación coordinada entre medio ambiente e industria para una política industrial de valorización de determinados residuos estratégicos.
… Pondremos en marcha una organización estable para el tratamiento de cuestiones relacionadas con la salud y el medio ambiente.
… Elaboración de una única Ley de Medio Ambiente y Conservación de la Naturaleza, que sustituya las actuales Ley General de Medio Ambiente y Ley de Conservación de la Naturaleza.
… L@s Socialistas Vasc@s apostamos por la economía circular como forma de encaminarnos hacia el residuo cero. Un buen aprovechamiento de los recursos ya utilizados genera y promueve el desarrollo sostenible, salvaguarda y protege nuestro patrimonio medioambiental, ahorra gastos en la obtención de materias primas, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y favorece la creación de empleo.
… Modificación de la Ley de Suelos Contaminados con objeto de reducir la intervención administrativa y simplificar y agilizar trámites, manteniendo al mismo tiempo estrictos estándares de protección ambiental.
… Consolidar la modernización de la administración ambiental para la efectiva incorporación de la tele-tramitación, las relaciones con entidades de colaboración ambiental, etc.
… Consolidar el Programa de Conservación de la Red Natura 2000, implicando a la sociedad y a las empresas en la financiación de sus actuaciones (políticas de RSC). Desarrollo de una política de geodiversidad. Es la hora de los conectores ecológicos, tejiendo una malla territorial que evite los efectos que el aislamiento tiene sobre las poblaciones de animales de especies amenazadas.
… Potenciar la creación de un sector económico privado que aproveche los productos de la naturaleza y cuyo sistema de producción contribuya a las acciones de conservación de la Red Natura 2000, permitiendo además el desarrollo económico del territorio que contiene la biodiversidad y generando nuevos nichos de empleo y de riqueza
… En Euskadi hemos mirado siempre al mar y sus recursos. Por su carácter de patrimonio de todos, apoyaremos la creación de una Red Natura 2000 marina, que dote a los espacios más valiosos por su biodiversidad de instrumentos que permitan su conservación y desarrollo.
… Elaborar, para ser ejemplares, un programa de sostenibilidad para el propio Gobierno vasco en el que se contemple la introducción de energías renovables en sus instalaciones, así como la eficiencia energética en edificios, la incorporación de vehículos eléctricos en el parque móvil, la compra pública verde e incluso la certificación ambiental.
… Consolidar una red de Calidad del Aire moderna y eficiente que proporcione una información adecuada a la ciudadanía y a otras Administraciones.
… Nos comprometemos a impulsar una gestión sostenible de nuestros bosques, reforestando en función de las características de cada zona, haciendo compatible el aprovechamiento de los recursos forestales con la actividad agraria y ganadera. Impulsaremos también la certificación forestal de la madera, tanto nacional como importada, exigiendo el pleno cumplimiento de la prohibición de madera procedente de talas ilegales.
… L@s Socialistas nos comprometemos a impulsar una nueva política del agua que garantice más eficiencia y más sostenibilidad. Debemos reforzar el control público del uso y de la calidad del agua, y debemos potenciar la participación y corresponsabilidad para combatir el despilfarro, la especulación, la insuficiencia y la contaminación de este recurso vital.
… Apostamos por la innovación tecnológica que permita un mayor ahorro y eficiencia en el uso del agua, así como una mayor garantía de disponibilidad y calidad en el suministro, haciéndolo compatible con la preservación y la restauración de los ecosistemas.
… Desarrollaremos planes específicos y evaluables de recuperación medioambiental de los cauces fluviales de los ríos más deteriorados de la Comunidad Autónoma.
… Nos comprometeremos a impulsar y llevar a cabo infraestructuras hídricas en aquellos lugares que sufran sequías o problemas de desertificación, como la Rioja Alavesa y la zona alavesa de Gorbeialdea.

 


2. URBANISMO.

L@s Socialistas Vasc@s entendemos el territorio, nuestro territorio, como el lugar en el que vivimos, trabajamos y disfrutamos de nuestro tiempo libre. En el territorio se expresan las políticas de todos los poderes públicos y se configuran los paisajes en los que vivimos, trabajamos y disfrutamos. Y es a través de esos paisajes como expresamos al mundo lo que somos y lo que hacemos.

El paisaje es un recurso y un patrimonio común de gran interés ambiental, cultural, social, histórico y de desarrollo económico; un recurso y un patrimonio común que contribuye al bienestar tanto individual como colectivo, así como a la calidad de vida de las personas, al mismo tiempo que conforma la identidad del territorio. Por eso, para l@s Socialistas Vasc@s es un objetivo de primer orden avanzar hacia la excelencia ambiental y paisajística de nuestro territorio. Y para ello proponemos un modelo territorial que denominamos Euskal Hiria.

Euskal Hiria es la ciudad-región vasca. Corresponde a una visión integrada del territorio que incorpora el paisaje, el medio físico, el medio rural y urbano, y las interrelaciones y complementariedades entre las capitales vascas, así como entre estas y el resto de núcleos de distinto tamaño que componen el sistema de ciudades del País Vasco.

La legislación urbanística vigente en Euskadi (Ley del Suelo y Urbanismo de 2006 y decretos que la desarrollan) precisa ser modificada. Se trata de una normativa elaborada en años en que la expansión financiera e inmobiliaria presidía los procesos de desarrollo del urbanismo y la edificación. Tras la fuerte crisis económica y la explosión de la burbuja inmobiliaria, los procesos urbanísticos han sufrido un parón en seco por falta de financiación y de adecuación de la normativa urbanística a la nueva realidad socioeconómica.

Frente a modelos expansivos pasados, debemos orientar las políticas urbanísticas a la renovación y rehabilitación de nuestros pueblos y ciudades, apostando por lo ya existente, recuperando suelos urbanos degradados sin necesidad de colonizar nuevos, actualmente preservados de la urbanización y edificación.

El nuevo modelo pasa por la renovación de barrios con urbanizaciones en mal estado y parques de viviendas con problemas de accesibilidad, eficiencia energética, etc., frente al anterior esquema de construcción desmedida de nuevos edificios para uso residencial.

Para conseguir esos objetivos de renovación urbana y rehabilitación es preciso disponer de herramientas legales que faciliten el desarrollo de ese tipo de procesos, de forma que resulten más atractivos. En primer lugar, para la ciudadanía afectada, pero también para los promotores, bien sean públicos o privados, entidades financieras y demás agentes implicados.

La actual legislación dificulta enormemente la intervención urbanística en la ciudad existente, debido, por un lado, a la exigencia de cumplimiento de una serie de parámetros (cesiones de suelo y otras), que hacen inviables la gran mayoría de las actuaciones de renovación urbana o rehabilitación, o bien por que la situación socioeconómica de la población demanda otro tipo de producto inmobiliario (alquiler protegido frente a vivienda protegida en propiedad).

Nuestras propuestas son:

… Reforma de la legislación urbanística vigente, que, además de los objetivos señalados, suponga una reactivación de sectores económicos como la construcción e industrias auxiliares.
… Potenciaremos la aplicación de todas las medidas necesarias de eficiencia energética y criterios bioclimáticos en la edificación. Asimismo, promoveremos un plan para la instalación de forma gradual de energías renovables en todos los edificios públicos.
… El cambio de modelo energético también abre oportunidades para renovar nuestro parque de viviendas, para hacerlo mucho más eficiente desde el punto de vista energético, mediante la promoción de auditorías energéticas, aislamiento de edificios y otras medidas que contribuyan a reducir el consumo de energía, lo cual puede dinamizar notablemente el sector de la edificación.
… Este sector debería centrarse en el futuro en la rehabilitación integral de viviendas individuales (no sólo en el aspecto energético, sino también en otras dimensiones) y áreas completas de nuestras ciudades (en particular, cascos históricos), y reducir notablemente la ampliación de la superficie nueva construida.
… Instalación en todos los pueblos y ciudades de Euskadi de puntos de recarga de vehículos eléctricos, así como en todas las gasolineras de la red de carreteras.
… Extensión de las redes de telecomunicaciones de alta capacidad al 100% del territorio, eliminando las zonas blancas sin cobertura, favoreciendo de esta forma el desarrollo industrial y económico del territorio.
… Creación, ampliación y adecuación de carriles para bicicletas como medio de transporte sostenible, que garantice la seguridad de las personas que usen este medio de transporte.
… Aplicación de una política común en toda la CAV de incentivación a los municipios para que actualicen sus planes generales de ordenación urbana (PGOU).

 


3. MOVILIDAD SOSTENIBLE Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO.

La movilidad sostenible prioriza la proximidad y la accesibilidad sobre la simple movilidad y el transporte. Propugna un modelo de ciudades más compactas, en el que los desplazamientos en ellas y entre otras dentro de un territorio resulten más cortos y autónomos, discriminando positivamente el transporte colectivo –de mayor eficiencia energética, ambiental, social y económica que el vehículo privado– y dando un nuevo tratamiento al espacio, donde el peatón sea el protagonista.

La aplicación en exclusiva de la política de creación de nuevas infraestructuras se ha demostrado que por sí misma no resuelve los problemas de movilidad y tráfico, ya que generan una mayor demanda y la colonización de suelos anteriormente no urbanizables para posibilitar la creación de nuevos asentamientos urbanos, que a su vez generarán más demanda.

En el último tercio del siglo XX y principios de este se ha producido una progresiva colonización del territorio, debida en gran parte a los hábitos sociales y económicos, en los que la planificación urbanística unida a la construcción de grandes infraestructuras ha generado grandes necesidades de movilidad. Muchos pueblos y ciudades se han ido expandiendo, por lo que se han generado nuevos desplazamientos, elevándose el nivel de motorización.

Por ello, las políticas de Ordenación del Territorio deben incidir en la vuelta al modelo de ciudad compacta, limitando las nuevas expansiones de las ciudades. Un modelo en el que se propicie la reducción de los desplazamientos entre la residencia y los centros de trabajo, comercio y equipamientos públicos. L@s Socialistas Vasc@s planteamos la recuperación y diversificación de los barrios y la promoción de nuevos hábitos y prioridades entre los ciudadanos (llegar andando en vez de coger el coche, comercio de proximidad en lugar de centros comerciales, calidad de vida en el barrio en vez de chalet adosado, etc.).

Otra consecuencia de contener el modelo expansionista del pasado va a ser la mejora de la seguridad en los desplazamientos al reducirse los trayectos y la velocidad, lo cual redundará favorablemente en la reducción de la gravedad en caso de accidente. La limitación de velocidad en el interior de los núcleos urbanos, la introducción de zonas de prioridad peatonal, a su vez, ofrecen menores niveles de contaminación y ruido.

Entendemos que se debe tender a la internalización de los costes externos del transporte, que no se han incorporado en el precio (congestión de tráfico, ruido, contaminación, etc.).

Proponemos articular mecanismos a través de los cuales los agentes generadores de movilidad, en muchas ocasiones entidades privadas (grandes superficies comerciales, recintos deportivos, etc.), deban entrar a cofinanciar los servicios públicos o su conexión con la red pública de transporte.

El transporte público colectivo también es un factor de equilibrio territorial ya que, a nivel de Euskadi, a pesar de las diferencias entre los tres territorios en cuanto a organización y distribución de los servicios, compensa la dispersión de los habitantes de las entidades locales y ayuda a que la población rural permanezca en su entorno y no se sienta desamparada o ciudadanos de segunda clase. Por ello, desde las administraciones públicas se debe dar respuesta a este factor con políticas de movilidad específicas, con parámetros diferentes a las de las zonas urbanas y garantizando presupuestariamente ese compromiso con el territorio.

Es claro que se necesita una política de país, de una planificación y programación que, desde el Parlamento y el Gobierno vascos, en colaboración con el resto de administraciones públicas vascas, impulse no sólo la reflexión o la descripción de lo que sucede, sino que asuma el liderazgo de una política de movilidad de las personas que garantice el desarrollo de este derecho.

 


4. UN NUEVO MODELO DE TRANSPORTE PÚBLICO.

LA POTENCIACIÓN DEL USO DEL TRANSPORTE PÚBLICO.

El actual esquema de transporte público en Euskadi, en todos sus parámetros, no obedece en general a una planificación global de programas acordados, sino que es el resultado de medidas y actuaciones aisladas desarrolladas por cada Institución de transporte en el ejercicio de sus competencias, ya sea municipal, foral o autonómica.

El resultado es una oferta de transporte un tanto desorganizada en general en sus diferentes aspectos, debido a la segmentación de las competencias institucionales, ya que cada administración opera con sus propios criterios de manera individual, sin tener en cuenta el conjunto del transporte en el Territorio. Esto conlleva que existan coincidencias de recorridos entre distintos operadores (duplicidades); es decir, se produce una competencia explícita y a veces tácita entre operadores con aportaciones de dinero público, que además origina unos mayores costes de explotación y de inversión global.

En consecuencia, es necesario reflexionar con una visión global sobre la estructura más conveniente para el transporte público, atendiendo a su morfología geográfica, poblacional, de empleo, de centros educativos, etc. Es decir, una vez identificados los polos o núcleos tractores de movilidad, hay que asignar a cada modo de transporte el rol que le corresponde, estableciendo una configuración basada en la búsqueda de un sistema de transporte público lo más cercano a lo óptimo desde el punto de vista del usuario/a y económicamente sostenible a largo plazo, para después reflexionar sobre las implicaciones que este modelo tiene en el sistema (zonificación, tarifas, títulos, infraestructuras del transporte, competencias, marco gestor, etc.).

Esta estructura se debe asentar sobre unos criterios básicos, fundamentos del sistema de transporte público, que sitúen la red ferroviaria como elemento vertebrador de los Territorios: por su capacidad, por sus menores costes de gestión por viaje y porque su impacto ambiental es mucho menor que el de carretera.

L@s Socialistas Vasc@s entendemos que el transporte ferroviario y tranviario es el eje vertebrador del sistema, al que se le suministran usuarios a través del transporte por carretera mediante trasbordos no penalizados económicamente y que garanticen altas frecuencias.

En este escenario, los servicios de transporte por carretera se deberían comportar en gran medida como alimentadores de dicha red, produciéndose la intermodalidad, que se debe hacer atractiva para el usuario. Para lo cual es preciso:

  • Elaborar un mapa de la intermodalidad para poder establecer y ejecutar los puntos destinados a este objetivo y coordinar los nuevos necesarios, si los hubiere.
  • Compatibilizar el uso del vehículo privado con el transporte público (parkings disuasorios)
  • Potenciar el uso del transporte ferroviario y tranviario y establecer una política de actuaciones (inversiones) coordinada para el futuro.

No obstante, en todos los Territorios existen áreas geográficas o núcleos tractores de viajeros que no están suficientemente atendidas por dicha red, por lo que el transporte público deberá ser cubierto por autobuses con transbordos no penalizantes, cómodos y accesibles.

 

LA RACIONALIZACIÓN DE LA OFERTA.

En Euskadi, desde hace años, la práctica totalidad del transporte público es sufragado por las instituciones. Cada administración adopta sus propias fórmulas de gestión, soportando individualmente el déficit del mismo: La toma de decisiones se hace en base al impacto (económico, comercial, organizativo, político, etc.) en la estructura de cada entidad y de manera unilateral, pero sin considerar sus repercusiones en todo el sistema, lo que da como resultado una suma de decisiones atomizadas sin visión de conjunto, diluyéndose en el entramado institucional el gran esfuerzo financiero público global para soportar todo el sistema de transporte público. Hay que valorar por ello si se puede prestar el mismo servicio a menor coste o si se puede mejorar al mismo coste.

Para evitar esta disfunción, se debe trabajar para gestionar el transporte público con una visión única y no parcial, permitiendo determinar y eliminar las posibles redundancias existentes; un exceso de oferta que implica necesariamente sobrecostes en el sistema.

Pretendemos disponer de una red de transporte público integrada y coordinada, lo que obliga a reunir todas las modalidades existentes en cada Territorio dentro de un entorno de funcionamiento común, para lo que deben considerarse los siguientes elementos esenciales: horarios coordinados, sistema tarifario único y terminales multimodales de tránsito, así como sistemas de información al usuario armonizados.

 

LA UNIFICACIÓN DE TARIFAS.

El Sistema de Integración Tarifaria y el uso del Billete Único en todos los operadores resulta un objetivo capital en la política de movilidad sostenible. Ello supone el primer paso de lo que podríamos denominar una red única del transporte. Implicará una misma tarifa, independientemente del modo de transporte utilizado, para un mismo desplazamiento, estableciéndose tarifas por zonas y saltos de zona y un mismo tratamiento para los transbordos.

El sistema integrado debe presentar ventajas directas para los operadores del transporte, puesto que, con las tarifas adecuadas, se fomentará la movilidad mediante el transporte público en detrimento de la utilización del vehículo privado.

Un sistema de tarifas más sencillo y atractivo para el ciudadano, más fácil de entender, hará que se perciba todo el sistema como una red única e integrada del transporte en el conjunto del territorio.

Todas las actuaciones que se están dando en Europa en el transporte de viajeros están presididas por criterios de integración tarifaria como componente clave de la sostenibilidad del transporte público.

Características del sistema:

… Utilización de un medio de pago común (tarjeta) para todos los modos de transporte integrados del sistema sobre el que se implementarán los títulos comunes que se propongan en la Integración Tarifaria.
… Zonificación común para todos los modos de transporte, consistente en que el usuario abona el transporte realizado por zonas y saltos de zonas, independientemente del modo de transporte en el que viaje. En este sentido, se deberá prever la armonización de títulos entre los territorios históricos.
… Títulos de transporte comunes para todos los modos de transporte integrados: ocasional, ordinario personalizado con descuentos escalonados progresivos (por número de viajes en el mes natural), ordinario anónimo con tarifa fija, abono mensual mono-operador y abono mensual multi-operador.
… Transbordos entre operadores y modos distintos en condiciones económicas ventajosas e implantación de la tarifa máxima diaria.
… Colectivos integrados en todos los modos de transporte del Territorio Histórico, con aplicación de políticas sociales comunes en todos los modos: mayores y discapacitados, jóvenes, universitarios, niños, social y familias numerosas, contemplando la incorporación de criterios de progresividad fiscal.

Posicionar el transporte público colectivo como un sistema más atractivo para los usuarios, el establecimiento de un sistema de tarifas de fácil comprensión y basado en principios aceptados por los usuarios y la percepción del sistema de transporte público colectivo como una red integrada y única son objetivos que el Sistema de Integración Tarifaria debe tender a alcanzar. Todo ello destinado primordialmente al fomento de una movilidad más sostenible y menos dependiente del vehículo privado.

 

LAS AUTORIDADES DE MOVILIDAD.

El marco competencial en materia de transporte en la CAPV atribuye las funciones de legislación, planificación y coordinación en materia de transportes mecánicos por carretera a las Instituciones Comunes. Las Instituciones Forales únicamente disponen de competencias de ejecución (entre otras, la gestión de servicios) en dicho modo de transporte. En cuanto al resto de los modos, las Diputaciones carecen de competencia alguna, repartiéndose la competencia sobre ellos (ferroviario, marítimo, etc.) entre el Estado y la Comunidad Autónoma.

Este marco competencial ha determinado la constitución de la Autoridad del Transporte de Euskadi (ATE). Las administraciones integrantes, conforme a la ley, son exclusivamente las correspondientes a los tres niveles de poder territorial dentro de la CAPV. Las funciones de la ATE (ordenación, planificación, coordinación, alta inspección y consulta) se conectan, precisamente, a las competencias de las Instituciones Comunes.

Creada por la ley 5/2003 de 15 de diciembre, la ATE se constituye como órgano superior consultivo y de coordinación de la Administración General de la CAPV en materia de ordenación del transporte y sus infraestructuras, a fin de posibilitar la efectiva implantación de un sistema integrado de transporte.

Analizado sin embargo el contenido de la citada ley, se deduce que la ATE no tiene atribuida potestad normativa ni ejecutiva alguna. Es un órgano consultivo y de coordinación, no ejerciendo, en términos estrictos, autoridad.

Por otro lado, la ley expresa que la ATE promoverá, a iniciativa propia o a instancia de los entes forales y locales interesados, la creación de diferentes Autoridades Territoriales de Transporte, las cuales adoptarán la figura jurídica correspondiente, mediante la celebración de convenios de colaboración entre las instituciones y entidades competentes.

Sin embargo, no establece regla alguna sobre los mecanismos de integración orgánica y funcional entre la ATE y las AATT.

 

LA NECESIDAD DE LA PLANIFICACIÓN.

Los Socialistas Vascos entendemos que los procesos de toma de decisiones a la hora de definir las infraestructuras necesarias para Euskadi tiene que basarse en la planificación.

Los recursos públicos deben ser gestionados con absoluto rigor, sobre planes y programas basados en estudios que determinen las inversiones a realizar bajo criterios de mayor rentabilidad socioeconómica, planificación, eficiencia, sostenibilidad social, económica y medioambiental, y cohesión territorial.

Proponemos evitar la perversa costumbre de aprobar las inversiones con criterios de clientelismo político, que tantas veces ha puesto en práctica el nacionalismo gobernante, para adoptar parámetros de racionalidad y rigor en la toma de decisiones al respecto.

Defendemos un modelo de país para Euskadi basado en su vertebración y cohesión territorial. Un modelo basado en el equilibrio y en la igualdad de oportunidades para todos los habitantes de sus distintas comarcas, ciudades y pueblos.

Las políticas de inversiones en infraestructuras deben basarse en satisfacer las necesidades fundamentales de nuestra ciudadanía allí donde ésta resida, de forma que las inversiones de mayor entidad económica atiendan a las zonas más pobladas, sin desatender al mundo rural mediante soluciones más a la medida de sus habitantes.

La accesiblidad de todos los territorios y comarcas a los centros de producción de riqueza, de cultura o de bienestar debe estar garantizada mediante la inversión en infraestructuras bajo esos parámetros.

El Libro Blanco del Transporte de 2011 redactado por la Unión Europea define el marco de las políticas comunes para las próximas décadas con los siguientes objetivos.

… Un transporte creciente y que apoye la movilidad.
… Una red básica eficiente para los desplazamientos y un transporte interurbano y multimodal.
… Unas condiciones de competencia equitativas para los desplazamientos a larga distancia de pasajeros y un transporte de mercancías multimodal.
… Unos transportes urbanos y suburbanos no contaminantes.
… Conseguir una reducción de gases de efecto invernadero en un 60%.

 

EUSKADI COMO RÓTULA EN EL CORREDOR ATLÁNTICO.

La Unión Europea ha ratificado la propuesta liderada en su día por el Lehendakari Patxi López de incluir el Corredor Atlántico dentro de las redes europeas de transporte prioritarias. Ello tiene importantes efectos de cara a su financiación.

Supone la creación de rutas alternativas a la carretera para el transporte de personas y mercancías. La red de alta velocidad ferroviaria y la Y vasca son parte de ese corredor, de la que Euskadi constituye una rótula de inserción con el eje del Ebro y con los itinerarios hacia el resto de la península.

Es preciso lograr que nuestras redes y servicios evolucionen a una escala europea, de manera que el ferrocarril no tenga rupturas en su red ni la necesidad de cambios de vías o de ejes.

Además, l@s Socialistas pretendemos que la materialización de este corredor permita captar parte de los tráficos de mercancías hacia los modos ferroportuarios. Para ello, planteamos dotar a los puertos de una adecuada conexión ferroviaria que canalice hacia el ferrocarril buena parte de los tráficos marítimos.

 

INFRAESTRUCTURAS DE TRANSPORTE FERROVIARIO.

La modernización de la red ferroviaria es un objetivo prioritario para convertir al tren en el modo de transporte vertebrador de la movilidad en Euskadi. Conscientes de la enorme envergadura económica de las inversiones en cualquier infraestructura ferroviaria, es preciso priorizar aquellas que vayan en consonancia con ese objetivo.

Una de las grandes actuaciones en este apartado, el proyecto de la Y vasca, se encuentra en plena fase de construcción. Sin embargo, existen dudas e incertidumbres sobre su fecha de finalización y el resultado final de las obras actualmente en ejecución.

Consideramos prioritaria la conexión de la Y vasca con Francia y con el resto de la red europea de altas prestaciones, así como con Navarra, a través de la estación de Ezkio-Itxaso, para conectar de este modo todo el corredor atlántico con la fachada mediterránea, generándose así nuevas posibilidades de intercambios en el transporte de personas y sobre todo de mercancías.

L@s Socialistas Vasc@s hemos sido los principales impulsores del Metro de Donostialdea.

Esta infraestructura inició su andadura durante el Gobierno del lehendakari Patxi López y hoy sigue siendo una de nuestras apuestas estratégicas de país. El Metro atiende a cerca del 65% de la población total de Gipuzkoa, con la posibilidad además de conectar con la red de cercanías de RENFE desde la estación de Loiola, con lo que beneficiará a cerca del 80% de los habitantes de este territorio.

Este proyecto supone un hito en la movilidad sostenible de Gipuzkoa, ya que a través de él se crea una continuidad urbana constituida por una masa poblacional clave para el desarrollo de procesos de innovación en el territorio, cohesionándolo socialmente, de forma que los principales beneficiados de este servicio serán los estudiantes y trabajadores del entorno. Es por ello, que l@s socialistas vasc@s mantenemos nuestro compromiso de extender la red de Metro de Donostialdea hasta Hondarribia.

 

LOS PUERTOS Y AEROPUERTOS DE EUSKADI.

El Puerto de Bilbao es el de mayor tráfico de la fachada atlántica, constituyendo un activo estratégico de país para el transporte nacional e internacional de mercancías. Desde todas nuestras responsabilidades de gobierno, l@s socialistas hemos venido apoyando sus ampliaciones y nuevos proyectos de expansión.

Asimismo, seguiremos promoviendo la captación de nuevas rutas regulares con origen y destino al Puerto de Bilbao.

Consideramos que Euskadi tiene una deuda histórica con el entorno de la bahía de Pasaia. Mientras se ha llevado a cabo la regeneración de otras zonas de Euskadi degradadas por su pasado industrial, este enclave privilegiado de la costa guipuzcoana se encuentra todavía esperando el impulso comprometido que le permita colocarse en el lugar que le corresponde en el siglo XXI.

Teniendo en cuenta que los modos ferro-portuarios están llamados a cobrar un nuevo protagonismo en el transporte de mercancías, la remodelación del Puerto de Pasaia constituye un proyecto estratégico para l@s socialistas.

Teniendo en cuenta las particularidades y características de cada uno de los aeropuertos vascos, entendemos el modelo de gestión aeroportuario de forma que los tres aeropuertos tengan una relación de complementariedad, aprovechando sinergias y optimizando la gestión de los mismos y su especialización, desde una visión integral. De tal manera que, funcionalmente, podamos hablar de un solo aeropuerto con tres terminales.

El Aeropuerto de Loiu es el aeropuerto más importante en tráfico y número de viajeros, y es necesario atraer hacia él usuarios de las comunidades autónomas colindantes, de manera que podamos consolidarlo como el aeropuerto de referencia del norte de España para pasajeros.

Respecto al Aeropuerto de Foronda, el mantenimiento de su operatividad durante las 24 horas (H24) es un compromiso estratégico para el PSE-EE, con el fin de lograr que, gracias a sus instalaciones, se consolide como el aeropuerto de carga y otros usos referente del norte de España.

Frente al planteamiento de AENA de no aprovechar todas sus potencialidades, proponemos la realización de un plan integral que optimice el funcionamiento del Aeropuerto de Foronda en el que se contemplen vuelos comerciales y de carga, vuelos de emergencia y otros servicios relacionados con la sanidad, la inspección, el mantenimiento del puesto de inspección fronteriza, etc.

En cuanto al Aeropuerto de Hondarribia-San Sebastián, defendemos que es necesario para una ciudad como Donostia y un territorio como Gipuzkoa. La necesidad de dar servicio a su población, además de atender a la demanda turística, son factores determinantes para apostar para el mantenimiento de su operatividad actual y para que se proceda al acondicionamiento y mejora de la terminal y de sus instalaciones.

 

EL TRANSPORTE DE MERCANCÍAS.

Por Euskadi transita casi la mitad de los tráficos de mercancías entre Europa y la península ibérica. Por ello, resulta necesario aprovechar esta oportunidad para, además de potenciar nuestros puertos y aeropuertos para el tráfico de carga, establecer modos de transporte alternativos a la carretera, como es el ferro-portuario.

Ello va en consonancia con lo establecido en el Libro Blanco del Transporte de la Unión Europea, que contempla la necesidad de transferir para 2030 el 30% de los actuales tráficos por carretera al ferrocarril y las vías marítimas y fluviales.

Por ello, se debe propiciar el desarrollo de plataformas intermodales modernas en los nodos de conexión entre los distintos modos (carretera-ferrocarril-puertos-aeropuertos), que de una manera ágil y económica permitan transferir cargas entre ellos.

 

NUESTRAS PROPUESTAS EN TRANSPORTE E INFRAESTRUCTURAS PARA VERTEBRAR EL TERRITORIO.

… Aprobación de una ley específica de Movilidad Sostenible que englobe los aspectos comunes del diseño de tarifas y la coordinación de operadores, garantice la prestación del transporte, la formulación administrativa de la cooperación económica y tecnológica de los operadores, e incluya las necesarias modificaciones normativas para hacer realidad los objetivos de una política común del servicio público del transporte.
… Impulsar la integración tarifaria –a un mismo recorrido, con independencia del operador administrativo, una misma tarifa– y crear tramos progresivos para los usuarios habituales del transporte para lograr su fidelización: a mayor uso de los medios de transporte, mayores descuentos.
… Modificación de la ley de la Autoridad del Transporte de Euskadi a los efectos de la integración en ella de las autoridades territoriales, clarificando sus relaciones, organización y funcionamiento. Por otro lado, dentro de un procedimiento de modificación legislativa como se propone, sería oportuno introducir el concepto de movilidad sostenible en el texto a modificar. Las políticas públicas más modernas vienen realizando un cambio de enfoque para pasar de las políticas de “circulación” y “transporte”, a las de movilidad sostenible. Así, estaríamos hablando de la ley de la Autoridad de Movilidad de Euskadi, o mejor, de la ley de la Movilidad Sostenible de Euskadi.
… Aumento de la micro movilidad y de la movilidad vertical para acercar a los usuarios a la red troncal del transporte público. Aumento de frecuencias, garantizando rapidez, accesibilidad y fiabilidad.
… Mejora de recorridos (racionalización del transporte), reestructurándolos, eliminando duplicidades, haciéndolos más intensivos y rápidos, mediante combinación de modos si fuera necesario.
… Transbordos entre otros modos y los ferroviarios sin penalización económica y minimizando el factor temporal, para lo cual se debe propiciar un cambio cultural en la percepción que tiene el usuario del transbordo.
… Penalizar el uso vehículo privado cuando exista alternativa de transporte público no sólo en el acceso a las ciudades, sino también en zonas de gran congestión de tráfico (parques tecnológicos, polígonos industriales con dificultades de aparcamiento, etc.)
… Utilización de innovaciones, herramientas tecnológicas y de las TICs al servicio del transporte, introduciendo nuevos desarrollos que hagan más sencilla la movilidad (recargas on-line, información a tiempo real, etc.), que aporten valor añadido (wifi gratuito, redes sociales, etc.) para todo el sistema y usuarios, y que permitan una atención e información personalizada al usuario.
… Implantar un sistema que integre la interoperabilidad como premisa para el conjunto de la CAPV.
Aprobación de un Plan Director de Infraestructuras de Transporte Público para Euskadi. Este PDI recogerá todas las actuaciones en infraestructuras de transporte público para un decenio previstas en la Comunidad Autónoma, con independencia de la administración y del operador que las explote.
… Desde nuestra responsabilidad de gobierno, impulsaremos definitivamente los trabajos pendientes en la Y vasca, con el objetivo de que su entrada en servicio se produzca dentro de la legislatura, exigiendo al Gobierno de España el puntual cumplimiento de sus compromisos.
… Proponemos el soterramiento del ferrocarril a su paso por Vitoria-Gasteiz, lo que permitirá ganar nuevos espacios para la ciudad y evitar la división actualmente existente.
… En Donostia-San Sebastián, defendemos que el tren de alta velocidad debe llegar a la estación de Atotxa, para continuar su trazado hasta Francia.
En Bilbao, defendemos la penetración del tren de alta velocidad hasta la estación de Abando, de forma que la actual playa de vías desaparezca en superficie, dejando espacio para la creación de nuevos espacios urbanos para la ciudad.
… Acometeremos las inversiones necesarias para que las infraestructuras que dan soporte al servicio de Euskotren sean renovadas en lo necesario para garantizar las máximas condiciones de seguridad, eficiencia y confort del transporte ferroviario.
… Impulsaremos definitivamente el acceso ferroviario al aeropuerto de Loiu desde la estación de Matiko (Bilbao). Esta inversión, ya iniciada en la legislatura del Gobierno socialista, mejorará en gran medida la conectividad de Euskadi con el exterior a través de una mejor accesibilidad a su principal aeropuerto.
… Planteamos la transferencia de las líneas de cercanías de RENFE y de FEVE, además de aquellos instrumentos de gestión de la infraestructura, así como la financiación que resulte necesaria para su integración sostenible en la red ferroviaria vasca.
… Proponemos la culminación completa de la Variante Sur Ferroviaria de mercancías a través del túnel del Serantes hasta el Puerto de Bilbao, eliminando la playa de vías de Santurtzi, sin que esta actuación suponga una afección urbanística o medioambiental a otros municipios o entornos rurales.
… Durante la legislatura, se soterrará el trazado ferroviario a su paso por la ciudad de Irún y se construirá una nueva estación, cuestión que es de justicia para la propia ciudad y para el desarrollo de su vocación comercial.
Construcción de la Intermodal de Urbinaga, en Sestao, cuyo convenio para su ejecución fue firmado en 2011 entre Metro Bilbao, el Consorcio de Transportes de Bizkaia y ADIF. Esta infraestructura mejorará la movilidad de los habitantes de la Zona Minera y la Margen Izquierda al unir las líneas de cercanías de RENFE con el Metro y con el futuro tranvía Barakaldo-Universidad.
… Los Socialistas Vascos realizaremos las inversiones necesarias y formalizaremos los compromisos de financiación precisos para la ejecución del Metro de Donostialdea y la extensión de esta infraestructura hasta Hondarribia.
… Estando próxima la puesta en servicio de la línea 3 del Metro (Etxebarri-Matiko), en su día impulsada desde el Gobierno de Patxi López, proponemos para la próxima legislatura la realización de la primera fase de la línea 5 hasta Galdakao y el Hospital. Asimismo continuaremos con los estudios y desarrollos para la línea 4 que conectará el barrio de Rekalde, para colocarlo en las mismas condiciones que otros barrios de Bilbao y del entorno metropolitano.
… Iniciar las obras que permitan completar el anillo del Tranvía de Bilbao (Basurto-La Casilla-Zabalburu-Plaza Circular-La Peña), lo cual mejorará el servicio existente, además de captar nuevos usuarios para el tranvía, un transporte sostenible, no contaminante y de calidad.
… L@s Socialistas Vasc@s apoyamos la ampliación del tranvía de Vitoria-Gazteiz hacia la Universidad, Salburua, Zabalgana y la Solución Este de Vitoria-Gasteiz, que se llevará a cabo de acuerdo con el Ayuntamiento en los plazos que permita la actual coyuntura económica.
… Impulsar el proyecto de tranvía entre la UPV-Leioa y Sestao y Barakaldo, que resulta de suma importancia. Además de mejorar la movilidad de los estudiantes de la UPV, esta infraestructura viene a constituir una mejora notable de las comunicaciones entre ambos márgenes de la ría.
… Planteamos la construcción del espigón central de la ampliación del Puerto de Bilbao, a fin de avanzar en la culminación definitiva de esta infraestructura y así generar nuevo suelo portuario e industrial.
… Defendemos y apostamos por la remodelación y modernización del Puerto de Pasaia.
… Defendemos la transferencia a Euskadi de aquellos instrumentos de gestión de los aeropuertos que nos permitan explotarlos mejor en aras a los intereses de nuestra comunidad y de su adecuado encaje territorial y urbanístico en los entornos donde se ubican.
… L@s Socialistas Vasc@s apostamos por el desarrollo de las plataformas intermodales de Gantxurizketa, en Gipuzkoa, y Júndiz, en Álava, para que ambas sean una realidad la próxima legislatura.
… Proponemos potenciar la conexión ferroviaria con las terminales portuarias de carga en los puertos de Bilbao, Pasaia y Bermeo.
… Mejorar la conexión de Euskotren con el futuro polígono industrial de Eskuzaitzeta en Zubieta.

Medidas Urgentes:

  • Creación del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Energía.
  • Elaborar, para ser ejemplares, un programa de sostenibilidad para el propio Gobierno Vasco en el que se contemple la introducción de energías renovables en sus instalaciones así como la eficiencia energética en edificios, incorporación de vehículos eléctricos en el parque móvil, la compra pública verde, e incluso la certificación ambiental.
  • Favorecer la libre comercialización de energía por parte de los ciudadanos o comunidades de vecinos que generen electricidad mediante el uso de sistemas de producción energética limpia y renovable.
  • Reforma de la legislación urbanística vigente, que, además de los objetivos señalados, suponga una reactivación de sectores económicos como la construcción e industrias auxiliares.
  • Extensión de las redes de telecomunicaciones de alta capacidad al 100% del territorio, eliminando las zonas blancas sin cobertura y favoreciendo de esta forma el desarrollo industrial y económico del territorio.
  • Impulsar la integración tarifaria: a un mismo recorrido, con independencia del operador administrativo, una misma tarifa, creando tramos progresivos para los usuarios habituales del transporte para lograr su fidelización: a mayor uso de los medios de transporte, mayores descuentos.