Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Abril 2018

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Documentos

compartir  compartir

  •   PROPOSICIÓN NO DE LEY

Movilizaciones sociales en la región del Rif y a la defensa de los derechos humanos en dicho contexto.

Los Grupos Parlamentarios abajo firmantes, al amparo del vigente reglamento de la Cámara, presentan para su debate en la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad, la siguiente Proposición No de Ley, relativa a las movilizaciones sociales en la región del Rif y a la defensa de los derechos humanos en dicho contexto.

JUSTIFICACIÓN: 

La violenta muerte del vendedor de pescado Mouhcine Fikri el 28 de Octubre de 2016 fue el último estallido que encendió la chispa de las movilizaciones a lo largo de una región tradicionalmente marginada por muchas décadas que muestra ahora ese largo resentimiento social. 

El inconformismo y la rebeldía histórica mostrada por la región del Rif en defensa de su identidad amazigh, ante la colonización de España y Francia en los años 20 y contra las autoridades del reino alauita a partir de la segunda mitad de los años 50, han provocado, en las últimas décadas, un castigo económico a la región alimentando una sensación de agravio permanente que ha explotado socialmente en los últimos meses. 

El epicentro de las pacíficas protestas, instigadas por este sentimiento de injusticia y humillación, se ha concentrado en Alhucemas, capital histórica del Rif, en donde las manifestaciones se intensifican  y la violenta respuesta gubernamental se ha acentuado. 

La detención del carismático cabecilla del movimiento popular, Nasser Zefzafi, junto a algunos de sus colaboradores y decenas de militantes, además de estimular más a la población rifeña  en su indignación, ha extendido las movilizaciones de solidaridad con los arrestados a diferentes ciudades del Reino alauita. 

En este contexto de huelgas y manifestaciones, y después de más de 7 meses de movilizaciones en el Rif, las autoridades marroquíes han reforzado los activos policiales y militares, junto con su maquinaria represiva, para acabar definitivamente con los activos  grupos populares. 

A pesar de las declaraciones y promesas conciliadoras por parte del gobierno marroquí, consideramos que la acentuación de este ciclo de acción-represión podría acarrear consecuencias trágicas, si el ejecutivo continúa con la desproporcionada persecución de las manifestaciones. 

Por todo ello, presentamos la siguiente Proposición No de Ley:

PROPOSICIÓN NO DE LEY

El  Parlamento Vasco: 

Primero.- Solicita una investigación real y exhaustiva en torno a las circunstancias que rodearon la atroz muerte de Mouhcine Fikri para determinar con justicia las responsabilidades y culpabilidades que pudieran incurrir los agentes implicados en la misma. 

Segundo.- Solicita al gobierno marroquí, el fin de la militarización de Alhucemas, el cese de la represión de las manifestaciones pacíficas -especialmente contra las mujeres- así como la libertad de Nasser Zafzadi y de los activistas presos que  han sido encarcelados durante las últimas semanas en la región del Rif, mayormente en Alhucemas. 

Tercero.- Solicita al gobierno marroquí, que atienda a las reivindicaciones populares de mejora de las condiciones socio económicas y culturales de la región. 

Cuarto.- Solicita a los movimientos populares, el pacifismo como mejor fórmula para devolver la dignidad y los derechos a una ciudadanía con un arraigado sentimiento de marginación e injusticia. 

Quinto.- Solicita a todos los partidos del gobierno y oposición, que activen el diálogo con los movimientos populares para apaciguar los ánimos, estabilizar la situación, subsanar y superar los efectos que las políticas de punición en la región han causado a la población rifeña. 

Sexto.- Comunica la presente declaración al Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, al gobierno de España y a la Embajada de Marruecos.